1 comentario

Qué sería de mí sin ti?

Yo sin ti..

No sería nada.

¿Cómo que nada?

Nada.

Pero…
Puede que pienses, pero si
es joven,
siempre alegre y simpática,
aplicada y amada!

Y qué? Más importante, ¿y para qué?
Si todas esas cosas se acaban.
Todas esas cosas no llenan
ni a aquella que más las anhela.
Superficiales, momentáneas, falsas.

Nada es tan profundo y bello como
tu amor.
No existe nada en el mundo comparable
al roce de tu Espíritu.
Nada como el gozo que encuentro
en alabarte.
Como encontrarme refugiada bajo tus alas
mientras me mimas y abrazas.