Deja un comentario

Bienvenida Navidad

La ciudad le esperaba,
las profecías años atrás ya avisaban.
Aún acurrucado en el vientre de su madre
parece que despertaba.

Desesperados por cobijarse
a Belén con prisa caminaban.
Aunque desde antes de nacer,
al Rey, ya las puertas se le cerraban,
muchos otros, con impaciencia
su nacimiento anhelaban.

Se acerca el momento de su llegada
se acerca la hora de la verdad,
¿cerrarás tus puertas al Salvador del mundo?
¿O abrirás ventanas, terrazas y
todo lo demás?

Si no estás preparado,
no esperes más,
se acerca el Rey de Reyes
y a tu puerta llamará.

Esta Navidad, Jesús es la estrella
que con fuerza brillará.