-Solamente-

Deja un comentario

marcos5-36

Anuncios


Deja un comentario

Publicidad sobre ¿la verdad?


La última campaña realizada por “Answers in Genesis” (AiG) ha provocado bastante controversia. Hombre, poner un cartel en el centro del mundo, es decir, Times Square, prácticamente insultando a los ateos es un motivo del que hablar. Tanto los cristianos como los ateos han hablado de ella. Primer objetivo conseguido. Su lema “Gracias a Dios, estáis equivocados” ha enfurecido a los ateos, que ya amenazan con lanzar una contra-campaña. La verdad es que yo estoy de acuerdo con el presidente de AiG, Ken Ham,  en su defensa:  “Ahora mismo las noticias nacionales están centradas en política – necesitamos que las personas se centren en el verdadero problema: esta nación ha dado la espalda a Dios de muchas formas”… Creo que es importante que hagamos saber al mundo que Dios existe y sobre todo, hacerle saber que Dios ama a las personas y quiere darles una vida abundante y perdonar sus pecados. Tenemos que usar todos los medios que podamos para conseguirlo y si tenemos millones de dólares y los invertimos en una campaña publicitaria de máxima visibilidad, ¡genial! Pero profundizando en el tema, encontré esta crítica realizada por una periodista cristiana: Why the ‘Atheists: You’re Wrong’ Billboard isn’t a Christian Message, que me hizo meditar.

La primera cosa que me chocó al ver este cartel publicitario era que te redigiría a Génesis 1:1. Así AiG establece que la “VERDAD” se encuentra en este versículo de la Biblia: “En el principio creó Dios los cielos y la Tierra”. Yo no niego que Génesis 1:1 sea verdad, pero creo que este no es exactamente el mensaje que los ateos necesitan escuchar. Los ateos no necesitan saber que Dios creó el mundo, porque en primer lugar, NO creen en Dios. Puede que con la frase “Gracias a Dios estáis equivocados”, intentasen transmitir que Dios es la verdad, pero se columpian al basarse en Génesis 1:1. No quiero limitar a Dios, puede que alguien se convierta a Cristo pensando en la idea de que Dios tiene tanto poder que “creó los cielos y la Tierra”, pero el curso general de las cosas suele tener otro orden. Primero crees que Dios existe y que Él es la verdad, y después comienzas a investigar sobre otros temas que conciernen al cristianismo, como el creacionismo o la evolución.

Yo me pregunto, si los ateos están equivocados porque no creen en la verdad, ¿por qué AiG no ha utilizado en su publicidad un versículo como Juan 14:6? “Yo soy el camino, la verdad y la vida: nadie viene al Padre si no es por mí”. ¿Quizá tienen una doble intencionalidad?

Investigando más en su página web www.answersingenesis.org, observas que se basan en más versículos de la Biblia a parte de Génesis 1: 1 y creo que esto puede servir como herramienta para que muchas personas conozcan a Cristo pero me entristece pensar que haya cristianos que simplemente buscan la exaltación de su ideología como puede ser el creacionismo.

Aun así, desde hace más de un año, sigo los pasos de la organización inglesa Church Ads en la que publicistas y diseñadores de Inglaterra prestan sus servicios de forma altruista para crear campañas que colocan a Jesús en el centro del escenario. Lanzan una campaña cada Navidad y son una pasada. Aunque están organizados por la iglesia Metodista y no comparto ciertas partes de su doctrina, las campañas están totalmente centradas en Cristo y me encanta que se utilice la publicidad para transmitir la VERDAD. Os dejo mis dos campañas preferidas:

No importa cómo lo vistas. La Navidad empieza con Cristo.

Está de camino. Navidad empieza con Cristo.

Es imposible que llueva a gusto de todos cuando se trata de un cartel publicitario en el que hay que ser escueto y concreto. Podríamos decir que el quid de la cuestión en publicidad “cristiana” se concentra en estos tres puntos:

1. que el texto y las imágenes glorifiquen a Dios
2. que sirva para llamar la atención del público
3. que esté de acuerdo con los principios de la Biblia.


Deja un comentario

La caja de la voz

a veces no quiero oír ni mi propia voz,
la de mi mente,
y mucho menos la de los de mi alrededor.
porque ni sus voces
ni la mía
dicen cosas bonitas.
prefiero acallar las voces
con unos auriculares y música.
también a veces, confundida,
y sin darme cuenta,
obedezco las envenenadas palabras
que resuenan en mi mente sin remedio.
Al hacerlo, se oscurece mi ser.

Sí. Mi ser se oscurece por las voces.
Sí. Mi mente es vulnerable a las voces.
Sí. Soy frágil como una pluma.
No debería, ya lo sé.

sólo hay UNA cosa que suena más fuerte
que las envenenadas voces.
pero en muchas ocasiones
meto esta cosa en lo más profundo del armario
dentro de una caja insonorizada.
qué contradicción. porqué haría esto?
será que mi cuerpo es adicto al veneno?
al veneno que me oscurece y me desmaya.
será que el mundo está inundado de veneno
y en ocasiones quiero ahogarme
junto a todos los demás?
pero si esto que podría sonar más fuerte es la
VERDAD.
y la verdad es tan bella y luminosa.
y no es sólo bella y luminosa en sí misma,
si no que se proyecta hacia mi,
como si se convirtiera en un espejo
y me muestra que yo también soy bella.
Y luminosa.

corro al armario y empiezo a rebuscar
entre basura y objetos punzantes y pesados.
qué horror.
¿dónde está? ¿¿Dónde Está??
y al fin la encuentro.
la abro y…

Alivio, tranquilidad, confianza.
desaparecen las voces.
incluso la mía.
Estoy completa. Estoy llena.
Me siento bella y luminosa.

Believe this …Exactly who we are is just ENOUGH.”


Deja un comentario

un miércoles cualquiera

Me despierta mi padre a las 8.00 a.m., hora a la que suelo salir de casa cualquier miércoles como hoy. “Estefany, ¿Por qué no te has levantado ya?” Me visto corriendo y mi mente no me permite desenfadarme por el descuido. Estresada hasta lo más porfundo, pensando en las muchas cosas que tengo que hacer y en lo mal que ha empezado el día, robo cinco minutos al reloj para arrodillarme ante el Señor.

Señor, dame tu paz, dame tu tranquilidad. Quita la ansiedad, el estrés, el agobio. Ayúdame! Dame tu fuerza y tu poder, por que sin ti no puedo… Lléname con tu Espíritu, Padre. Límpiame y lléname de paz.

Y leyendo la Biblia me contestó:

“Bienaventurado el hombre que tiene

en ti sus fuerzas,

en cuyo corazón están tus caminos.

Atravesando el valle de lágrimas

lo cambian en fuente,

cuando la lluvia llena los estanques.

Irán de poder en poder;

Verán a Dios en Sion.

Jehová Dios de los ejércitos, oye mi canción;

Escucha, oh Dios de Jacob.

Mira, oh Dios, escudo nuestro,

y pon los ojos en el rostro de tu ungido.

Porque mejor es un día en tus atrios

que mil fuera de ellos.

Escogería antes estar a la puerta

de la casa de mi Dios,

que habitar en las moradas de maldad.

Porque sol y escudo es Jehová Dios,

gracia y gloria dará Jehová.

No quitará el bien a los que andan en integridad.

Jehová de los ejércitos,

dichoso el hombre que en ti cofía”

Salmo 84:5-12

Gracias Señor por ser cada día mi consuelo y mi refugio. Gracias por ser mi fortaleza! Te alabo Dios